Arquetas de elevación para recoger líquidos a niveles inferiores. Una arqueta de elevación nos ermite instalar un sistema de depuración de aguas sin realización de excavaciones, todos los equipos son instalados en planta, a nivel de suelo, excepto la propia arqueta la cual quedará semi-enterrada entre 20 y 25 cm.

Las arquetas de elevación se suelen utilizar para evacuar las aguas provenientes de las depuradoras de viviendas unifamiliares, se trata de un sistema de bombeo muy sencillo el cual consiste en un depósito para enterrar de la capacidad deseada que incorporan una bomba con interruptor automático de nivel.

El agua es llevada al pequeño depósito enterrado solo 25 cm. en el cual se encuentra la bomba. Esta, gracias a dos boyas calibradas y soldadas en la pared del própio equipo, se pone en funcionamiento cuando el nivel llega a los 20 cm y deja de succionar cuando este ha bajado a una cota de 2 cm.

Seguidamente el agua con hidrocarburos es llevada a un desarenador y finalmente pasa al separador de hidrocarburos donde se da el proceso de separación del agua con el aceite. Con esta separación se consigue unos resultados en hidrocarburos inferiores a los 5mg/l, pudiéndose de esta forma verter el agua directamente a la red de alcantarillado.

Para más información envía tu consulta: